¿Qué es la gordofobia?

Acabar con este problema depende de toda la sociedad. ¡Aprende a reconocerla!

El menosprecio y la discriminación hacia las personas gordas, sobre todo mujeres, está a la orden del día. Las revistas, los anuncios de la tele y las películas de Hollywood nos convencen inconscientemente de que para tener éxito, encontrar pareja y sentirnos mejor no podemos ser gordos. El ideal de belleza pasa por tener un aspecto muy concreto, tener un cuerpo de gimnasio y que toda la ropa nos favorezca. Te suena, ¿verdad?

Nuestra sociedad está tan convencida de que hay que estar delgado y musculoso para que podamos tener éxito, especialmente en el caso de las mujeres, que sin que nos demos cuenta discriminamos y menospreciamos a las personas gordas. Sin embargo, la realidad es que todos tenemos cuerpos de diferentes tamaños y alturas, ¡y eso está bien! ¡Nadie vale menos que otra por cómo sea su cuerpo!

La gordofobia no sólo hace que las personas gordas se sientan peor por cómo les tratan otras personas (por ejemplo, cuando en el colegio o en el instituto algunos compañeros se ríen de quien tiene sobrepeso), sino que también hace que sea más difícil que consigan un trabajo, que les cueste encontrar ropa de su talla y que puedan tener seguridad en sí mismos. Puede llevar a sufrir enfermedades mentales como depresión, fobias, ansiedad, anorexia o bulimia, y a sentir una gran culpabilidad cada vez que llega la hora de comer por culpa de todas las personas que les «recomiendan» hacer dieta. Muchas chicas delgadas tienen miedo de estar gordas y sufren estos problemas por la presión de no subir de peso, ¡así que la gordofobia no afecta sólo a quienes pesan unos kilos más que los demás!

Muchas mujeres gordas también han denunciado que en la consulta del médico se les hacen menos pruebas cuando se encuentran mal, ya que los doctores achacan los síntomas de su enfermedad al sobrepeso, ¡cuando puede haber causas mucho más serias detrás!

¿Te habías dado cuenta de que la palabra «gorda» se utiliza como insulto, mientras que «delgada» o «flaca» no lo es? Sin embargo, estas tres palabras no son más que adjetivos que nos sirven para describir cómo es otra persona, sin que implique que sea mejor ni peor. Y es que no tiene nada de malo ser gorda o delgada, todos podemos lograr lo mismo y ser felices si nos aceptamos a nosotros mismos, ¡es la sociedad lo que tiene que cambiar y no nosotras!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *