Por qué «Sabrina» es la serie que todos necesitábamos

Agárrate, que «Las Escalofriantes Aventuras de Sabrina» lo tiene todo.

¿Ya has empezado a ver Las escalofriantes aventuras de Sabrina? Si no es así, ¿a qué estás esperando? Hoy queremos contarte por qué la serie que nos cuenta la historia de la bruja adolescente más famosa es justo lo que todos necesitábamos.

 

Sabrina y sus dos amigas son abiertamente feministas. Luchan para que en su instituto se respeten los derechos de las mujeres, sean como sean.  Bien hecho, Netflix, ¡necesitábamos más protas así en la tele!

 

Sus mejores amigas, Roz y Susie, representan a dos tipos de mujeres que el feminismo más tradicional siempre ha dejado de lado: Roz es una chica negra, empoderada y con las ideas muy claras sobre la educación que quiere recibir. Susie es una estudiante transgénero que sufre bullying por parte de sus compañeros de instituto, ¡y está interpretada por una persona de género no binarie!

 

¿Y qué me dices del primo Ambrose? Como el propio actor que lo interpreta (Chance Perdomo), parece el resultado de mezclar a Jimi Hendrix, David Bowie y Loki. Y le van los chicos.

 

Si ya empezaste a ver Sabrina, seguro que estás enamorada de Harvey. Es el chico dulce, comprensivo y tremendamente enamorado de Sabrina. ¡Lo necesitamos para sobrevivir a todas las desgracias satánicas que le ocurren a nuestra bruja favorita!

 

Sabrina tiene muy claro lo que quiere, aunque los adultos de su familia y de su instituto parezcan no entenderlo. Quiere ser libre y tener poder. Quiere luchar por sus derechos y tomar sus propias decisiones, cometer sus propios errores y aprender de ellos.

 

Además, todos somos Sabrina cuando llega el fin de semana…

 

La misteriosa profesora Wardell, interpretada por Michelle Gomez, es puro sarcasmo, uno de esos personajes capaces de transmitirte diferentes sensaciones en un solo gesto.

 

Zelda Spellman es decidida y firme. Está dispuesta a aceptar lo que sea con tal de salirse con la suya, porque cree honestamente que sus ideas son mejores que las de los demás. Quizás no es el mejor ejemplo a seguir, pero echábamos de menos ver personajes femeninos como ella. ¡Y es que las mujeres somos todas diferentes!

Nadie diría que Hilda y Zelda son hermanas, ¡y eso es parte de la gracia! Los hermanos no tienen que parecerse entre sí, y mientras Zelda es mucho más severa, Hilda es capaz de adaptarse mejor a lo que necesita Sabrina en cada momento, ¡una lección de empatía!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *