Elige el sujetador perfecto

¡Qué difícil es elegir la ropa interior adecuada! En este artículo te damos las pistas que necesitas para acertar con el sujetador ideal para ti.

Cuando llega la adolescencia empiezas a notar cambios en tu cuerpo. Tus pechos comenzarán a crecer poco a poco y a redondearse. Quizás ya te haya pasado, o lo hayas visto en tus amigas o familiares. ¡cada cuerpo tiene un ritmo diferente! Cuando sientas incomodidad o dolor al correr, jugar o practicar deporte o si sientes inseguridad al notar tu pecho bajo la camiseta sabrás que ha llegado el momento de comprar tu primer sujetador.

El primer paso es hablar con un adulto (tus padres, abuelos, primos… ¡con quien más confianza tengas!) y explicarle que necesitas un sujetador. Así podrá acompañarte y ayudarte a elegir uno. Cada persona es diferente y las tiendas de lencería están llenas de diferentes modelos y tallas, pero ¡no te preocupes! Aquí tienes una pequeña guía para acertar con tus primeros sostenes.

 

Escoge la talla adecuada

Apuesta por un sujetador deportivo si tus pechos no se han desarrollado del todo o si quieres empezar con una prenda más simple. Elegir la talla de un sujetador deportivo es como ir a comprar una camiseta: la medida que importa es el contorno de tu pecho. En caso de duda, escoge dos o tres tallas y pruébatelas hasta que encuentres la que más cómoda te resulte. Recuerda que debes sentir que te sostiene con firmeza pero sin llegar a apretar.

Si tus pechos están más desarrollados, tendrás que descubrir tu talla ayudándote de la siguiente tabla:

No te midas mientras tengas la menstruación ni en los días previos, ya que el cuerpo se hincha un poco en esos días del mes y las medidas no serán las reales. Pide ayuda a un familiar o una amiga para medirte o hazlo frente a un espejo para asegurarte de que lo estás haciendo correctamente. Cuando hayas descubierto tu talla, podrás ir a tu tienda de ropa interior favorita y pedirle a una dependienta (casi siempre son mujeres) que te ayude a encontrar diferentes opciones de ese tamaño. Si es necesario y le das permiso para hacerlo, ella podrá volverte a medir para asegurarse de que te está ofreciendo lo que necesitas.

 

¿Qué tipo de sujetador puedo elegir?

¡Existen sujetadores para todos los gustos! Puedes elegir el que más te guste o con el que mejor te sientas, digan lo que digan los demás. Es tu cuerpo y solo tú sabes cómo sentirte mejor:

– Con aros: Son sujetadores con medio aro de alambre o plástico bajo cada pecho. Sostienen mejor el pecho y dan más estabilidad, pero no son adecuados para hacer deporte y a algunas personas les resultan incómodos. Además, los sujetadores con aros o varillas interiores no están recomendados hasta que tu cuerpo no se haya desarrollado totalmente.

– De triángulo: No llevan aros, son blanditos y se adaptan bien a tu cuerpo. ¡Se parecen bastante a la parte de arriba de un bikini!

– Con relleno o «push up»: Algunas personas prefieren utilizar sostenes con relleno porque les ayuda a tener más seguridad en sí mismas o porque les gusta más la forma que le dan al pecho. Otras personas prefieren que los sujetadores sean ligeros y más cómodos. ¡Tú puedes elegir el que prefieras!

– Deportivos o tops: Son sujetadores sin aros ni cierre, sólo tienes que ponértelos debajo de la ropa como si fueran una camiseta.

Consejos

– No duermas con el sujetador puesto por la noche, los músculos de tu espalda tienen que descansar sin la presión del sostén.

– Lo más importante es la comodidad: Cuando un sujetador empieza a apretar demasiado o a quedarte flojo, o incluso si notas que la copa se deforma, es hora de cambiarlo.

– Lávalos a mano: Así durarán mucho más sin estropearse.

2 comentarios en “Elige el sujetador perfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *