Una cuchara escondida en la ropa interior

Éste es el consejo que da un aeropuerto a las niñas y mujeres que lo necesiten

¿Sabías que cada año miles de niñas y adolescentes europeas viajan a otros países para casarse a la fuerza o para sufrir una ablación?  Un aeropuerto sueco acaba de iniciar una campaña para ayudar a mujeres y niñas que se encuentren en esta situación y que puedan pedir ayuda antes de que sus familias les obliguen a viajar a otros países en los que les espera un matrimonio forzado o una peligrosa mutilación.

El truco está en esconder una cucharilla en su ropa interior antes de llegar al control de seguridad del aeropuerto. De esa manera saltarán las alarmas del detector de metales, pero un cacheo rutinario no descubrirá qué es lo que ha hecho que se active la alarma. El protocolo obliga a que en esa situación cualquier persona tendrá que ser llevada a una habitación privada, donde la niña o mujer que esté intentando escapar de un destino tan cruel podrá pedir ayuda al personal del aeropuerto sin que su familia interfiera.

Según los datos de los que dispone este aeropuerto sueco, 38.000 niñas suecas sufrieron mutilación genital femenina en el año 2015, la mayor parte de ellas de familias provenientes de Somalia, Eritrea, Etiopía y Gambia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *