Solidaridad con un compañero transgénero

¡Mira lo que ocurrió en una piscina cuando un vigilante prohibió a un chico trans bañarse con camiseta!

Hace unos días, sesenta adolescentes del campamento musical Gazte Rock de Salinas de Añana (Vitoria) fueron con sus monitores a bañarse a la piscina para divertirse y disfrutar del verano. Uno de los chicos apuntados al campamento es transgénero y está en pleno proceso de adaptación de su cuerpo para identificarse con su género real, por lo que, por pudor y comodidad, prefería bañarse con la camiseta puesta. Hasta aquí todo normal, ¿verdad?

El problema surgió cuando el vigilante de la piscina le quiso obligar a quitarse la camiseta si quería darse un baño, a pesar de que sus compañeros y monitores le explicaron la razón por la que este chico no quería quitársela. El socorrista les explicó que en esta piscina es obligatorio utilizar solamente bañador y bikini para entrar en el agua, pero no trató de ofrecer una solución para que todos pudieran bañarse. ¡Algunas personas dijeron incluso que el tono del vigilante había sido amenazador!

¿Sabes qué hicieron sus compañeros? Se pusieron sus camisetas y se fueron directos al agua, ¡y se lanzaron a la piscina! Así protestaron por una regla injusta y mostraron su apoyo a su compañero.

El vigilante, entonces, decidió llamar a la policía, que apareció en la piscina cuando todos los chicos del campamento ya habían salido del agua y estaban listos para irse. Se perdieron un día de piscina, pero dieron una lección de apoyo, solidaridad y comprensión a todos los que estaban allí. El socorrista ya ha pedido perdón, pero deja el debate abierto sobre si deberían suavizarse las normas acerca de los trajes de baño. ¿Tú qué piensas? ¿Debería seguir siendo obligatorio que sólo te puedas bañar con bikini o bañador, o crees que la sociedad actual es tan diversa que deberían revisarse estas normas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *