¿Qué me pasa?

A veces nos sentimos mal y no sabemos la razón. ¡Escúchate!

Hay días que estamos en una nube, que nos sentimos felices y todo parece brillar. Pero otros días se nos hacen cuesta arriba, y no sabemos qué nos pasa. Hoy en Lollipop analizamos los ocho aspectos de tu vida que necesitas que estén bien para sentirte feliz, ¡para que te sirva de ayuda cuando estés intentando comprende lo que te ocurre!

Ocupación: Las vacaciones están bien, pero los humanos necesitamos un objetivo para motivarnos día a día. En el caso de los adultos esto puede ser el trabajo o gestionar el hogar, y en tu caso puede tratarse de los estudios, pero hay algo que va más allá de la edad: Los hobbies. Tener un hobbie o algo que te guste disfrutar en tu tiempo libre, y que te vaya bien en los estudios, es importantísimo para que te sientas bien contigo misma.


Emociones: Las emociones son el factor más personal y, sin embargo, uno de los más difíciles de controlar. Conocerte a tí misma y saber cómo reaccionas ante diferentes cosas te ayudará a mantener ese equilibrio tan complicado. ¡Es un trabajo que lleva toda la vida, no te rindas!

Ambiente: Las circunstancias en las que vivimos escapan totalmente a nuestro control. Que nuestra familia sea comprensiva. que los profesores sean justos y que haya buen ambiente en clase nos hará sentirnos más felices que si vivimos en una casa en la que se respira violencia o si nos da miedo ir al colegio o al instituto. Si tienes algún problema en este aspecto de tu vida no dudes en hablar con un adulto de confianza acerca de lo que te está pasando.

Intelecto: Seguro que has leído que los perros y los gatos necesitan estímulos, juguetes y actividades para no aburrirse en casa, ¿verdad? ¡Pues a los humanos nos pasa lo mismo! Aprender, vivir nuevas experiencias y compartirlas con otros nos ayudará a ser más felices. Y ojo, no nos referimos solo a aprender lo que te enseñan en clase, sino también a investigar sobre cualquier tema que te interese y en el que te sientas involucrada.

Salud: Estar bien físicamente  te ayudará a sentirte más feliz y tranquila.

Social: Las personas somos seres sociales, necesitamos unos de otros para sobrevivir y conseguir  equilibrio emocional.

Espiritualidad: Conocerte de manera espiritual es un viaje único, personal y constante. Puede que hoy te consideres una persona religiosa y que en veinte o treinta años ya no lo seas, puede que pase al revés, o puede que nunca creas en un dios pero te guste practicar meditación. ¡O nada de nada!  Si sientes que eres honesta contigo misma en este sentido te sentirás mucho mejor.

Economía: Quien no tiene lo suficiente para comer, vivir o darse un pequeño capricho de vez en cuando encontrará que es más difícil sentirse feliz que quien tiene, al menos, lo básico para vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *