¡Empiezan las clases!

Con septiembre a la vuelta de la esquina llega el comienzo del curso… ¿Estás preparada?

Tanto si odias el colegio o el instituto como si estás deseando empezar el curso, el primer día de clases es una aventura, ¡y tienes que prepararte para ella! Aquí tienes algunas ideas para estar al 100% el primer día sin dejar de disfrutar de las vacaciones que te quedan:

Qué hacer… Una semana antes

1. Oblígate a madrugar y a acostarte más temprano, aunque sea poco a poco. Si en verano te has despertado a las once, ponte un despertador a las nueve y media, otro día te lo pones a las nueve, otro día a las ocho… hasta que hayas acostumbrado a tu cuerpo a levantarse a la hora que vas a tener que hacerlo cuando empiecen las clases. ¡Y lo mismo para irte a dormir!

2. Revisa tu material escolar. ¡Una de las cosas que más ilusión nos hace cuando empieza el curso es estrenar el material nuevo! Por eso tienes que revisar lo que te quedó del año pasado, poner aparte lo que todavía se puede aprovechar o reciclar, y hacer un listado con los básicos que vas a necesitar.

3. Ordena tu espacio de estudio y, si crees que necesitas mejorarlo, busca ideas de escritorios por Internet. A veces es tan sencillo como colocar tarros donde poder guardar afiladores, lápices y gomas de borrar, ¡y de pronto tu escritorio parece otro!

4. Asegúrate de que tienes todas las matrículas y el papeleo en orden, ¡también las de las clases extraescolares!

 

Qué hacer… La noche antes

  1. Prepara la ropa del día siguiente. Es tu oportunidad para lucir una camiseta veraniega o para ir a clase en sandalias, siempre que lo permitan las normas del centro. Cuando llegue el otoño volveremos a los vaqueros largos, los jerséis y las deportivas, asi que ahora puedes aprovechar y darle un toque veraniego a tu ropa del instituto.
  2. Prepara la mochila. Asegúrate de que tienes al menos un cuaderno y el estuche con bolígrafo y lápiz, pero también una botella con agua y algo para tomar a media mañana. También es una buena idea llevar en la mochila un mini neceser con compresas o tampones (incluso si no tienes la menstruación, ¡podría hacerle falta a otra persona!), pañuelos de papel y alguna medicina como aspirina o paracetamol.
  3. Carga tu teléfono por la noche y asegúrate de que tienes el despertador puesto.
  4. Vigila la hora de irte a dormir, ¡deberías poder descansar ocho horas antes de enfrentarte al primer día de curso!

Qué hacer… esa misma mañana

1. Si no tienes ganas de empezar las clases, comienza el día con algo que te guste. Prepárate un desayuno especial (¡y levántate con tiempo suficiente para prepararlo y saborearlo!), ve a clase dando un paseo con el Pokémon Go o comparte en Snapchat o en Instagram Stories cómo está siendo para tí el primer día de curso.

2. Si estás deseando reencontrarte con tus amigos y compañeros, ¡disfruta!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *