¡Nos vamos de picnic!

¿Estás pensando en un plan veraniego y diferente con tus amigos? ¡Organiza un picnic!

¡Hay tantas cosas que hacer en verano! Ir a la playa o a la piscina, salir a ver tiendas, dibujar, subir de nivel en tu videojuego favorito, ir a clases particulares o incluso no hacer absolutamente nada durante todo el día. Pero si buscas algo diferente para hacer con tus amigos y aprovechar el buen tiempo, nada mejor que un picnic. Puedes organizarlo en la playa, en el parque o incluso en la terraza o en el jardín de algún conocido, ¡lo más importante es aportar algo entre todos y pasarlo bien!

¿Qué necesito?

  • Encontrar el lugar adecuado en el que todos se sientan a gusto. Lo más habitual es un jardín o un parque, pero también se puede organizar en el campo, en la playa o en una azotea en la que haya algo de sombra.
  • Saber cuántas personas se apuntan al picnic. ¡Todos deben aportar algo de comida o bebida para compartir!
  • Vasos, platos y cubiertos. Aunque lo habitual es utilizar platos desechables de plástico, te proponemos que los busques de cartón, ya que son mejores para el medio ambiente. Lo ideal es repartir este gasto entre todos, ya que son muy baratos, y si lo divides sale más económico aún.
  • Una superficie donde colocar la comida. Si van a comer en el suelo (por ejemplo, en la playa o en un parque) hay que llevar una esterilla para no dejar la comida y la bebida directamente sobre el suelo. ¡Una sábana vieja es lo más práctico!  Si el plan es ir a una zona de merenderos o estar en la terraza de algún amigo y tiene mesa, no te hará falta.

¿Qué puedo llevar a un picnic?

Hay un montón de bebidas y platos que puedes llevar a un picnic, ¡puedes compartir algo tan sencillo como una caja de tus galletas favoritas, o una receta más elaborada que te guste preparar en casa! Lo más importante es llevar algo para beber, aunque sea agua, y que sea suficiente para todos: por eso lo ideal es que haya una sola persona encargada de las bebidas.

Respecto a qué comer, aquí tienes algunas ideas que puedes preparar en casa:

  • Fruta fresca cortada en pedacitos.
  • Sándwiches de queso: puedes utilizar queso en lonchas, queso Philadelphia… Eso sí, córtalos a la mitad para que sea más fácil de compartir. Puedes hacerlos un poco más diferentes si en vez de pan de molde utilizas pan de leche o mini croasanes.
  • ¿Hay alguna pastelería en la que te encanta cómo preparan los dulces o las galletas artesanales? ¡Puedes encargar una bandejita y llevarla al picnic!
  • Un postre casero que no necesite nevera. Si hay alguna receta que te guste preparar en casa y que no necesite nevera (por ejemplo, bizcocho o brownies) es el momento de hacerla para tus amigos. Si lo hace alguno de los adultos de tu familia, puedes aprovechar y que te enseñe a prepararla.
  • Nachos y salsa, ¡le gusta a casi todo el mundo!
  • Frutos secos: Avellanas, almendras, nueces, pistachos…

Recuerda que lo más importante de un picnic es pasarlo bien entre todos. Puedes llevar algún juego de mesa o de cartas, sacar muchas fotos divertidas o hablar por los codos, ¡cualquier cosa que les apetezca hacer para compartir un plan de verano diferente!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *