Experiencias: “¿Cómo hago para salir del armario?”

Hoy compartimos la historia y las dudas de una lectora anónima. ¡Sigue leyendo!

“¡Hola Lollipop! Os escribo desde Valencia. Tengo 16 años y me gustan las chicas, pero no sé cómo puedo decírselo a mis padres. Mi mejor amiga lo sabe y me prometió que guardaría el secreto, pero tengo miedo de que se lo cuente a alguien y que mis otros amigos o mi familia lo sepan. Mis abuelos también lo saben, porque hace poco que se lo conté a mi abuela y mi abuelo nos escuchó, y aunque no lo entienden me siguen queriendo igual y no se enfadaron ni nada así. Yo creo que mis padres tampoco van a enfadarse, pero no sé cómo sacar el tema en una conversación. Además, no tengo hermanos, y no sé si va a molestarles pensar que su única hija es lesbiana”

Anónimo

¡Hola! Antes que nada, ¡gracias por escribirnos! Compartir tus preocupaciones es algo que a veces nos cuesta hacer pero que puede ser de mucha ayuda. Es bueno que tu mejor amiga y tus abuelos ya sepan que te gustan las chicas, porque eso te ha servido “de ensayo” antes de hablarlo con tus padres. ¿Qué crees que piensan tus padres sobre la comunidad LGTB? ¿Les has escuchado hacer algún comentario negativo alguna vez, o son de los que piensan que cada uno es libre de amar a quien quiera? Si no lo sabes, porque nunca has hablado con ellos del tema, puedes plantearlo como algo ajeno, que no tiene que ver contigo, y tener algunas pistas sobre su actitud al respecto. Por ejemplo, puedes aprovechar cualquier noticia que veas sobre la comunidad LGTB en los medios de comunicación (en estos días habrá muchas, gracias a las manifestaciones y festivales del Orgullo) para sacar el tema. Pregúntales si conocen a alguien que vaya a esas manifestaciones, o si están de acuerdo con que las parejas homosexuales se casen y adopten niños. También puedes inventarte que en tu colegio o instituto hay un chico gay o una chica lesbiana, a ver qué te dicen.

Elige bien el día en el que vayas a contarles que eres lesbiana, pero ten en cuenta que el momento ideal no existe. Lo mejor es hacerlo cuando estés a solas con ellos y los tres estén tranquilos, contarlo durante un agobiante atasco en la carretera o cuando llegan cansados después de un mal día en el trabajo no es la mejor idea. Puede que tus padres no sospecharan que te gustan las chicas y se queden un poco patidifusos, pero también puede pasar que ellos, que seguro que te conocen muy bien, ya lo sepan. Además, tienes una gran ventaja, y es que tus abuelos pueden apoyarte, e incluso aconsejarte sobre cómo contárselo a tus padres. A fin de cuentas, ¡les conocen desde hace más tiempo que tú!

Lo más importante es tu seguridad. Si crees que puedes sufrir algún tipo de represalia por salir del armario ante tu familia (o cualquier persona de tu entorno), tendrás que anteponer tu vida y tu integridad física a tus ganas de contarlo. Sabemos que es triste, pero no queremos que te hagan sufrir. Y recuerda, que si te hacen bullying, te atacan o te expulsan de algún sitio por ser lesbiana, puedes denunciar.

Piensa que no hay una edad ideal para salir del armario, que ninguna persona es mejor que otra por poder expresar su orientación sexual abiertamente o no. Si sientes que quieres contarlo en casa, ¡tienes todo nuestro apoyo! Y si tienes miedo de que pueda ocurrirte algo por hacerlo, ¡también te apoyamos!

 

 

¿Quieres compartir tu propia experiencia en Lollipop Magazine? Escríbenos a redaccion@lollipopmagazine.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *